viernes, 12 de diciembre de 2014

Centro de Convenciones de Lima (Proyecto)

El más grande centro de convenciones del país y Sudamérica, que viene siendo construido en el distrito de San Borja, al costado del Museo de la Nación, detrás de la que será nueva sede del Banco de la Nación (y el más alto edificio peruano).

Ocupará un área de 10,684 metros cuadrados (m2), con un área construida de 85,441 m2.

Tendrá cuatro niveles sobre la superficie, e igual número de niveles subterráneos. Además, contará con 18 salas de convenciones flexibles y altamente tecnificadas:
En el primer nivel (situado a cota cero metros, es decir a ras de la calle) habrá dos salas de 1,800 m2
En el segundo nivel (situado a cota 10.20 metros) habrá tres salas de 225 m2, cuatro de 750 m2 y tres de 150 m2
En el tercer nivel (a cota 18.70 metros) habrá dos salas de 300 metros m2 y tres de 450 m2
Por último, en el nivel superior (a cota 27.20 metros) estará la gran sala principal, de 5,250 metros cuadrados y con capacidad para 3 mil personas.

En total serán 14,955 metros cuadrados de espacios idóneos para conferencias. Su aforo total será de 9,950 personas.



Cada uno de esos recintos estará dotado de adecuados sistemas de climatización y acústica, así como de modernos equipos audiovisuales, informáticos y de telecomunicaciones, que harán posible la realización de cómodas presentaciones.

El complejo estará interconectado, tanto a nivel de superficie como subterráneo, con la futura sede principal del Banco de la Nación.

Su construcción, iniciada en abril del 2014, deberá quedar concluida en agosto del 2015, para que dos meses después sea inaugurada como sede de la Junta de Gobernadores del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, evento que por primera vez se efectuará en nuestro país (el tercero de América Latina que lo albergará).

La obra, que viene siendo ejecutada por la empresa brasileña OAS, demandará una inversión de 535 millones de soles (aproximadamente US$ 180 millones), desembolsada por el Estado peruano. Luego de la referida reunión del FMI y el BM, la infraestructura será concesionada al sector privado, para que la opere y le dé mantenimiento.

Imágenes: Ministerio de Vivienda y Construcción