miércoles, 20 de enero de 2016

Túneles Rímac-San Juan de Lurigancho (SJL)


Túneles paralelos e idénticos, uno en cada sentido, que atraviesan el cerro Santa Rosa y unen los mencionados distritos de la zona centro-norte de Lima. El denominado San Martín tiene 248.88 metros de largo, y el Santa Rosa 243.88.

Ambos poseen trece metros de ancho y ocho de alto y cuentan con una calzada de once metros y dos carriles, con un carril auxiliar para casos de emergencia. Además, una vereda peatonal y una ciclovía.

En el distrito del Rímac, la entrada a los túneles es por la prolongación de la avenida Tacna, en tanto que en SJL por las avenidas Lima (con su prolongación Rímac) y Perú.

Su construcción se inició en enero del año 2010, con la meta de dejarlos concluidos y operativos el 2011, pero un derrumbe interno ocurrido en febrero de ese último año en el Santa Rosa retrasó gravemente el cronograma de ejecución, que sólo pudo ser reiniciado varios años después. Como resultado de ello, recién pudieron ser inaugurados en enero del 2016.



Gracias a estos viaductos, que demandaron una inversión de unos 130 millones de soles (aproximadamente US$ 38 millones), el distrito de SJL, el más poblado del Perú (pero lamentablemente encajonado entre cerros), cuenta con una rápida salida hacia la zona oeste de la ciudad.

La obra fue construida por la empresa Graña y Montero, por encargo de la Municipalidad de Lima.

Fotos: Municipalidad de Lima