martes, 25 de marzo de 2014

Sistema Eléctrico Interconectado Nacional

Con sus varios miles de kilómetros de líneas de alta tensión, sostenidas por miles de torres de acero, interconecta eléctricamente la mayor parte del país, desde Tacna hasta Tumbes, incluyendo casi todas las capitales departamentales de la sierra y parte de la selva.

A diciembre del 2011, estaba conformado por 89 kilómetros de líneas a 500 Kilovoltios (KV) y 5,092 kilómetros a 220 KV. Además, por 1,670 kilómetros de líneas a 138 KV y varios miles de kilómetros más a 66, 60, 50 y 33 KV. El primer mapa muestra esta red en dicho año.

El segundo mapa, actualizado al año 2012, muestra las líneas principales.

El sistema tiene sus núcleos en el complejo hidroeléctrico del Mantaro (con sus centrales Antúnez de Mayolo y Restitución), cuya potencia supera los 1,000 megawatts, y especialmente en el nuevo polo energético de Chilca (con sus centrales térmicas abastecidas por el gas de Camisea), cuya potencia asciende a 2,000 megawatts.

Además, está apuntalado por las centrales de Machu Picchu, Carhuaquero, Cañón del Pato, El Platanal, Charcani, Huinco, Aricota, Santa Rosa y muchas más, así como por decenas de subestaciones.