domingo, 15 de noviembre de 2015

Metro de Lima

Sistema de transporte que recorre la capital peruana con una única línea (la 1, de 34 kilómetros y 26 estaciones), y que según el plan del Ministerio de Transportes y Comunicaciones tendrá seis líneas.

El proyecto fue iniciado en la década de 1980, pero tras haber quedado abandonado durante muchos años, fue reiniciado el año 2010, entrando en operación comercial a inicios del año 2012. Esto ocurrió con su primer tramo, de 22 kilómetros, que discurre entre el distrito de Villa El Salvador, en el sur de la ciudad, y la avenida Grau, en el centro de ésta, y que posee 16 estaciones.

En julio del 2014 entró en operación su segundo y último tramo de 12 kilómetros, entre la avenida Grau y el distrito de San Juan de Lurigancho (ubicado al norte de Lima), que comprende nueve estaciones. Con ello, quedó completada la línea.

La casi totalidad de su recorrido se efectúa a través de un viaducto elevado, que, al igual que todas las restantes instalaciones (patios talleres, centro de control, patio de llaves, etc), fue financiado por el Estado peruano, con una inversión superior a US$ 1,000 millones. La construcción estuvo a cargo de un consorcio internacional liderado por la empresa brasileña Odebrecht.

La flota está compuesta por cinco trenes italianos Ansaldo Breda de seis vagones y con capacidad para 1200 pasajeros cada uno (adquiridos nuevos por el Estado en la década de 1980 y repotenciados al iniciar operaciones en el 2012) y 19 trenes franceses Alstom Metropolis (de cinco vagones y con capacidad para 1000 pasajeros) recién salidos de fábrica. Estos últimos fueron adquiridos por el consorcio Metro de Lima-Línea 1 (integrado por la empresa argentina Ferrovías y la peruana Graña y Montero), que se adjudicó la concesión en febrero del 2011 al imponerse, en concurso público internacional, a otros dos consorcios postores.

El año 2017 entrará en operación un primer tramo de cinco kilómetros de su Línea 2, la cual unirá el puerto del Callao con el distrito de Ate (ubicado al este de la ciudad) a lo largo de una línea subterránea de 27 kilómetros. Ésta será culminada el año 2020 ó 2021, conjuntamente con un ramal de ocho kilómetros de largo (perteneciente a la futura Línea 4 y también subterráneo) que unirá las avenidas Colonial y Gambetta, pasando por el aeropuerto Jorge Chávez.

Ambos proyectos están siendo ejecutados por el consorcio hispano-italiano-peruano Nuevo Metro de Lima, que se adjudicó la concesión para diseñarlos, construirlos, financiarlos y explotarlos a lo largo de 30 años. Los trenes de esta línea, que serán automáticos (sin conductor) serán construidos por la empresa italiana Ansaldo Breda.

Fotos: Andina